Entradas

ES YA!..

En efecto, todos los Colombianos de bien decimos que no podemos permitir que Colombia finalmente caiga en ese abismo que será finalmente el caldo de cultivo de Gustavo Petro y su áulicos; la anarquía total y absoluta donde nos quieren llevar en ultimas dejará a Colombia como el escenario propicio para la instauración de su famoso socialismo que hasta ultima hora le aplaudió a Chavez en Venezuela, proponiéndose como el salvador, cuando sencillamente es claro que guardando las proporciones lo que sucede en Colombia en la actualidad ante la escasez de alimentos, medicina, etc., producto de bloqueos y demás obstáculos, no difiere en mucho de Venezuela; de hecho, allá ya se implemento el sistema hace muchos años, mientras acá en Colombia se esta fraguando, para en el 2022 dar la estocada final y tomarse el poder. A diario escucho en "La Hora de la Verdad" de Fernando Londoño Hoyos arengando en tal sentido; hoy escuché a la Senadora Paola Holguin, otro día a la Senadora Maria Ferna

IMBECILIDAD!

Definitivamente estoy aterrado. Aterrado por todo lo que sucede en Colombia. Aterrado por Colombia, por su presidente y por nosotros los Colombianos. Me aterra Colombia por la incapacidad de sus gobernantes y por la de los mismos Colombianos que no saben diferenciar entre el engaño y la ineptitud. A lo largo de nuestra historia hemos sido objeto del primero, de la vil componenda, del ardid esgrimido sin sonrojo alguno por el político de turno que solo quiere llegar al poder, a la presidencia de la Republica como primer botín para desarrollar el propósito previamente delineado: el contemporáneo tiempo nos deja en evidencia a Juan Manuel Santos como su icono quien solo prometió "el oro y el moro" para todos los Colombianos izando la bandera hasta entonces seductora y triunfadora. Fue un fiasco para nosotros los Colombianos porque entregándole el Pais al narcotrafico obtuvo bajo una falsa paz, además del premio nobel respectivo, las bondades de la enorme lavandería que solo cons

Y...EL PRESIDENTE?..

Solo causa indignación e impotencia las imágenes que difunden los noticieros respecto de las jornadas dizque de protestas sociales por una presunta inconformidad con la reforma tributaria presentada por el Ministro de Hacienda a instancias del presidente Ivan Duque y que solo constituyen días de canibalismo social que perpetran delincuentes que sin rubor alguno se enfrentan a la inerme fuerza publica maniatada por decisiones judiciales que finalmente no se explican. Si, la protesta social como tal no puede vulnerarse y por ende se vigilará para su normal y pacifico desarrollo, pero permitir que coetaneamente la delincuencia se aproveche de ella para destruir el País sí que demuestra flagrantemente una ausencia total de autoridad, y no de policías o militares que como se dijo y se sabe se hallan absolutamente maniatados, sino la que se espera ejerza el Presidente de la República que para ello es y fue elegido cuyos deberes y obligaciones le consagra la Carta Magna. Cómo puede tolerarse

INTERESES CREADOS?

Finalmente se le dijo al mundo que deberíamos esperar la vacuna que a tiempo récord se produciría por los grandes laboratorios y, en efecto así fue en medio de cuarentenas que por espacio de un año largo ha afectado a la humanidad y la economía. Fue el detonante para que se produjera o se tejiera en las redes sociales -que por suerte existen- toda suerte de informaciones, conjeturas, etc., que solo causaron en la humanidad el absoluto desconcierto porque lo primero fue que estábamos siendo victimas de un complot como un buen argumento del séptimo arte, que, de hecho, filmes se han realizado y hemos observado una y otra vez.  Que salio de un laboratorio de la China, que por virtud del consumo de murciélagos; lo cierto es que, de una u otra forma el mundo fue contagiado con el covid 19 y de contera la conciencia de la esperanza de la vacuna como única alternativa, invadió a la humanidad, en medio de voces que filtradas en las redes sociales, si bien no desconocían o no rechazaban de plan

QUE FUE LO QUE HICIMOS?..

No se, pero realmente me encuentro desconcertado al ignorar en que país vivimos producto de la anarquía -por decirlo de alguna manera- que interpreto se presenta no propiamente en los gobernados sino extrañamente en los entes componentes naturales del Estado Colombiano, ya que se parte de un supuesto natural, político y lógico que marcaría el derrotero establecido por el gobernante de turno y que no es otro que el verso con el cual logro catapultarse como tal seduciendo al ávido electorado. Cuando se ve, como en Colombia, algo más que el incumplimiento de aquellas promesas que podrían interpretarse como todo lo contrario, es decir, con el aval del promesero, como cuando el traidor de Santos para obtener el favor del respectivo electorado juró a los pensionados la rebaja de su aporte a la salud del 12% al 4% y habiéndose tramitado y pasado lo objetó, invade el desconcierto total y absoluto respecto del gobernante, del País y de contera, del sistema que nos arropa finalmente. Como nuestr

2022...

Sin duda alguna la aparición en el escenario político Colombiano de Alvaro Uribe Velez y sobre todo con sus dos periodos presidenciales partió la historia política en el País y no propiamente la mentalidad de los Colombianos, pero si la forma de apreciar y analizar las circunstancias políticas que nos rodearon a lo largo de nuestra existencia inveteradamente aprovechada por quienes han logrado hacer de Colombia o mejor, del erario Colombiano, su cajero automático; es una verdad de perogrullo.  En Colombia la antaña división se circunscribía entre liberales y conservadores quienes representando lo que se llama la derecha, realmente se disputaban el poder como que la llamada izquierda se limitaba en su grueso al monte tratando de llegar al poder pero por las armas, ya que, democraticamente no tenia los elementos ni la capacidad que a la larga lo hicieran posible.  Es así que la historia Colombiana se ha escrito bajo gobiernos de derecha que le abrieron camino tanto a la propiedad privada

LA OTRA PANDEMIA: COMPARTIR Y COMPARTIR...

Leía de la Senadora del Centro Democrático Paloma Valencia un articulo intitulado "La Otra Pandemia" alegórica no propiamente a las Redes Sociales como tales como si al aprovechamiento exprofesso que de ellas hacen ciertos personajes. En efecto, la misma me da margen no solamente para coadyuvar su critica, sino también para hacerla extensiva a quienes se dejaron absorber sin reparo alguno en la telaraña que comportan las mismas, cuando sin dedicarles un instante para escudriñar la veracidad de lo que han recibido en una cadena insensata y desabrida, sencillamente optan por compartir. De hecho, obviamente existen malévolos personajes sobre todo en la vida política que si saben para que les puede servir las redes sociales: inventan, calumnian y despotrican de quien consideran un invencible obstáculo, con el convencimiento pleno y absoluto -cosa de lo que no se equivocan- que todos sus súbditos y cortesanos solamente lo compartirán y muy seguramente con un apunte en la misma lin